¿Qué sabemos del arte abstracto, tiene algún sentido, representa alguna cosa, es arte o sería “algo que podría hacer un niño”?

El arte abstracto no deja de ser una forma más de expresarnos como lo puede ser el puntillismo, el realismo, el collage… Quizás sea una de las expresiones menos toleradas porque generalmente se dirige a un público de mente muy abierta y sin prejuicios, aun así aquel que está destinado a entenderse con él finalmente acaba enamorado de esta expresión artística.

¿QUÉ ES EL ARTE ABSTRACTO?

Como bien hemos dicho en la introducción, el arte abstracto es una expresión artística muy característica. En este tipo de arte, generalmente no vemos representados objetos o cosas, sino que suele ser un conjunto de salpicaduras, líneas, curvas, colores variados… ya que no pretende representar la realidad, sino mostrarnos un punto de vista propio del artista, lo que se podría decir “otra realidad intangible”, la expresión de lo que el artista desea decir. El arte abstracto realmente podría existir sin una realidad tangible, y aun así seguiría tendiendo su propio sentido, aunque muchos no lleguen a hallarlo nunca.

Podemos encontrar diferentes variedades de arte abstracto. Entre ellas encontramos:

Arte abstracto expresivo

Este tipo de arte es una representación total de la mente del artista. Los únicos referentes en estas obras vendrían a ser las experiencias propias e “intransferibles” del artista, y digo intransferibles entre comillas porque precisamente el arte abstracto se convierte en una vía de escape para poder ver representadas esas experiencias y sentimientos. La obra es original, espontánea y CREA un sentimiento al espectador como finalidad.

Arte abstracto representativo

Sería aquel que, aunque a simple vista no resulte indescifrable y que nos parezca que no representa nada en absoluto, lleva tras de sí un mensaje oculto. En este caso sí que se representa alguna cosa, resultando a la vez abstracto y objetivo ya que, por ejemplo, en una obra en la que el artista quería representar una mesa, por mucho que el espectador no sea capaz de ver representada esa mesa, ni en la forma del folio, no significa que esa obra no represente una mesa.

Para definir de una manera rápida y sencilla el concepto de arte abstracto me gustaría que os pusiérais en la piel de un niño de unos dos años que aún no es capaz de representar aquello que ve. Ellos representan lo que ven y sienten desde su propio punto de vista.

Los niños, desde su propia realidad quizás dibujan una obra en la que hay una mancha azul muy grande y alrededor color amarillo; para la gran mayoría de adultos ese folio a dos colores no significaría nada más que eso, un folio pintado con amarillo y azul, aunque si le preguntas al niño te dirá que es una playa!

Los maravillosos niños otra vez dándonos una lección, una mente que es completamente libre y sin prejuicios es capaz de representar su idea desde su propio punto de vista, lo que hace que esa obra sea muchísimo más auténtica.

Los adultos perdemos con mucha facilidad la libertad de expresión artística. Por ello, esta semana os propongo dos de ejercicios para propiciar la soltura de vuestra mente creativa y a la vez dejar de lado algunas de esas barreras que nos impiden que seamos más atrevidos ante al arte:

  • Un ejercicio muy práctico es el de dibujar lo que escuchamos. Podéis poneros una canción de fondo y a medida que la vayáis escuchando podéis ir dibujando aquello que os hace sentir. Os recomiendo para este ejercicio que sean canciones sin letra, ya que de lo contrario tenderíamos a influenciarnos por lo que dice la canción.
  • Y como segundo ejercicio, y este es uno de mis preferidos, os planteo que hagáis una obra completa con los ojos vendados. Pensad en una idea, un sentimiento, un momento…. tapaos los ojos y dibujad lo que veis en vuestra mente. El resultado puede sorprenderos gratamente!

Muchas gracias por otra semana juntos, artistas.

@claudia.tattoo