En la inmensa mayoría de casos, el arte trata de sumar. Normalmente aplicamos un material sobre una base y, a través de nuestra técnica y de nuestra creatividad, le añadimos valor. Pues bien, hoy hablamos de una de las pocas técnicas con la que conseguimos sumar valor, a la vez que restamos material. Hoy hablamos de las técnicas de grabado.

¿Qué es la técnica de grabado?

 Las definiciones que encontramos en la Real Academia Española de la lengua, cuando buscamos la palabra grabado son:

1. m. Acción de grabar (‖ señalar, abrir y labrar en una superficie).

2. m. Arte y técnica de grabar (‖ señalar, abrir y labrar en una superficie).

3. m. Estampa obtenida por medio de la impresión de planchas tratadas con la técnica del grabado.

Sin embargo, esta técnica esconde mucho más que su definición, por lo que veamos lo que realmente podemos aprender sobre este tipo de impresión. 

su historia

La primera civilización en la que se produjeron grabados originales fue en la de los Sumerios, en Mesopotamia, hace alrededor de unos 3000 años. Esta civilización tallaba sus diseños sobre piedra pulida, que luego hacían rodar sobre arcilla blanda, lo que les permitía imprimir sus diseños en este último material.

En China también se utilizó esta técnica con matriz de piedra para imprimir, aunque en su caso utilizaban el papel. 

En España, no fue hasta el año XII cuando esta técnica empezó a expandirse. En Europa también se empezó a utilizar, sobretodo en Alemania e Inglaterra, pero no fue hasta la época del Renacimiento cuando esta técnica de impresión alcanzó su mayor desarrollo.

técnicas de grabado

Las técnicas de grabado se centran en conseguir varias copias idénticas de la misma imagen. Éstas varían dependiendo de cómo el artista trabaja la matriz para realizar posteriormente la impresión. 

Xilografia

Se trata de la técnica más antigua del grabado. En ella se emplea una matriz de madera, generalmente de cerezo, en la que se graba el dibujo original usando unas herramientas llamadas gubias. 

Gracias a estas herramientas conseguimos hacer el diseño en la madera, que luego entintaremos, de manera que al colocar la matriz sobre el papel, sólo de coloreará la parte en relieve, dejando los surcos que hemos creado antes en blanco.

Linograbado

El Linograbado es una técnica mucho más moderna que la Xilografia, pero utiliza el mismo principio. En esta técnica utilizamos el linóleo como matriz, pues es un material mucho más blando y maleable que la madera, ofreciéndonos muchas ventajas. 

Sin embargo, con esta técnica no podemos conseguir trazos tan finos en los surcos.

Litografia

En la litografia, a diferencia de otras técnicas de grabado, no se graba la matriz, que en este caso es una piedra pulida, sino que se emplean ciertas reacciones químicas que experimenta la piedra caliza al entrar en contacto con distintos tipos de grasas, de forma que el dibujo quede plasmado en la piedra de manera permanente.

La imagen se realiza directamente sobre la piedra, utilizando un lápiz, llamado lápiz litográfico. Una vez hemos realizado el dibujo, se procesa la piedra con una mezcla de ácido y goma arábica, de manera que el dibujo queda fijado en la piedra.

Una vez hemos concluido de “grabar” la matriz, se humedece la piedra y se entinta. La grasa que ha sido aplicada en la piedra anteriormente, genera un rechazo con el agua, consiguiendo que, en el papel que usamos para imprimir la imagen, la tinta solo se fije en el dibujo que presenta la matriz.

La Serigrafía

Esta técnica de origen chino, utiliza distintos tipos de mallas para realizar la impresión. Las mallas utilizadas, están compuestas de un nylon muy fino, que se tensan en un bastidor el el que se encuentra la imagen que queremos grabar. 

Al aplicar la tinta sobre la malla, ésta la bloquea en las zonas donde no hay imagen, dejándola pasar en las zonas donde sí la hay.

Gracias al uso de distintas mallas en una misma impresión, podemos conseguir una imagen con distintos colores gracias a esta configuración por capas.

Experimentar

Como siempre, al final de cada artículo llega la hora de experimentar. El grabado es algo que podemos hacer fácilmente en casa. Para ello, necesitaremos:

  • Punzón, buril o talla dulce. Con estas herramientas conseguiremos hacer surcos en una superficie, para luego entintar dicha superficie y conseguir la réplica del dibujo.
  • Esponja. Con ella entintaremos la superficie del grabado. Utilizamos este material porque nos resulta mucho más fácil evitar que se cuele tinta en los surcos de la matriz.
  • La matriz. Te recomendamos que uses linóleo, para este tipo de trabajos, pues te resultará mucho más fácil de trabajar que la madera. 
  • El papel. Puedes utilizar cualquier tipo de papel para este experimento.

Para terminar, te invitamos a que nos dejes en los comentarios cualquier aportación que puedas hacer sobre este tema. ¿Has practicado alguna vez alguna técnica de grabado? ¿Tienes algún sitio donde podamos verlo? ¿Conoces alguna técnica que no hemos nombrado? ¡Inspíranos!