¿Cómo lleváis la cuarentena artistas?
¡Deseo que el arte os esté ayudando a que pase mejor y más rápido!
Esta semana os propongo hablar sobre un material básico y muy presente en nuestro estuche.
Existen muchos tipos de lápices; lápices de colores, pasteles, de carboncillo… El lápiz común, el que solemos utilizar para bocetear lleva una mina de grafito. El grafito, tiene infinidad de formas, tipos, aplicaciones y también muchos complementos.
¡Intentaré refrescaros la memoria a algunos y a otros espero enseñaros algún truquillo nuevo para vuestras obras!
En este primer blog sobre el Grafito os voy a hablar sobre la FORMA y la DUREZA, en siguientes hablaremos sobre las aplicaciones y complementos.

LA FORMA

Empezaremos por ver en qué formas nos lo podemos encontrar vais a ver que existe en muchas más de las que estamos más acostumbrados a ver.

– Lápiz: esta es la forma más común y más utilizada para el grafito, recubierta de madera; es practico y limpio, lo podemos encontrar de cualquier dureza y en la aplicación es uno de los más versátiles. En este grupo incluiría también los lápices de minas, se trata de una barra de grafito, es cierto, aunque se diferencia del punto siguiente en que se trata de una barra mucho más fina y frágil que necesita de un portaminas para ser utilizada. Os recomiendo tener un especial cuidado con los lápices, sean de grafito o de color, ya que si se os cae al suelo es muy probable que la mina se rompa por dentro y a medida que afiléis el lápiz os la encontrareis rota, lo que reduce su durabilidad. Os recomendamos la Caja Metálica CretaColor con 24 tipos de grafito
 
– Barra de grafito puro: la primera diferencia que podemos apreciar al tacto es que su peso es mucho más elevado y en algunas ocasiones eso nos puede crear cierta dificultad. Pese a tener la misma medida que un lápiz, al ser completamente de grafito, la superficie de aplicación es mucho mayor lo cual nos va a permitir más ventajas en algunos tipos de aplicación, por ejemplo al darle más inclinación respecto al papel. En el aspecto de la limpieza, dependiendo de las marcas las podéis encontrar recubiertas de algún material que os proteja o virgenes, como por ejemplo el estuche Monolith de Cretacolor.
 
– Grafito puro en polvo: esta quizás sea la forma más complicada de dominar, al no tener una dureza nos permite jugar con su aplicación dependiendo de la cantidad que decidamos utilizar, por ejemplo, si decidimos aplicarlo en su concentración total nos dará una sensación de superficie de metálica. Nos permite también crear muchos contrastes de luz/sombra. Dependiendo de la aplicación que decidáis usar puede resultar una forma muy sucia.
 
– Grafito en masa moldeable: El grafito más sucio por excelencia, a no ser que decidas utilizarlo con guantes, y a la vez el más versátil de todos. Al tratarse de una masa moldeable puedes darle la forma que más te guste y descubrir su infinidad de aplicaciones. Debo advertiros también de que quizás no os resulte práctico. Este tampoco tiene una dureza determinada.
 
– Grafito acuarelable: la verdad es que no tengo muy claro aun si seria una forma o un tipo, ya que el grafito acuarelable lo podemos encontrar en todas las formas anteriores. He decidido aun así ponerlo en forma, porque realmente el resultado que obtenemos al aplicarle agua es muy distinto al resultado que da el grafito “seco”. Os recomiendo mucho probarlo, veréis que el resultado es muy atractivo.

DUREZAS

Hablemos entonces de la dureza que pude presentar el grafito. Como ya hemos visto antes, en este apartado excluimos al grafito puro en polvo y la masa moldeable.
 
El grafito se clasifican con una letra que puede ser H, F o B y un número, que varía entre 2 y 9, a excepción de la HB y la F. Cuanto menor el número, más suaves son las características, y cuanto mayor, más acentuadas. La siguiente clasificación está considerada standard aunque dependiendo de la marca veréis que pueden tener alguna pequeña variación, sobre todo en las durezas más altas B.
  • H: se trata de una mina de grafito dura, con este tipo de lápices vamos a obtener un trazo mucho más fino; són los más indicados para bocetear o para dibujo lineal. Al tratarse de una mina dura el trazo tendrá unas tonalidades más claras. También es más difícil de difuminar aunque más fácil de borrar. Veréis que al usarlos tienen una tonalidad “gris” a diferencia de los B que són un poco más “negros”.
 
  • F: el rey de la corona de los difíciles de encontrar, es más fácil encontrarlo en un pack que suelto. La dureza de esta mina permite que afilemos mucho más el lápiz, lo que nos va a permitir hacer líneas muy finas. Quizás para aquellos que no os gusten los porta minas pero si el resultado que da, este sea vuestro descubrimiento, línea fina en formato lápiz. Este también se considera un lápiz de dureza intermedia aunque es un poco más duro que el HB. Los lápices F no tienen número, solo hay uno.
 
  •  HB: su mina presenta una dureza media. Es el más común de todos y, al igual que el H su tonalidad es grisácea. Este resulta un poco más fácil de difuminar que el H y también es fácil de borrar. Al igual que el F no tiene número, solo hay uno.
 
  • B: los predilectos de las sombras. Este tipo de grafito es muy blando todos los anteriores, lo que permite que sea fácil de difuminar. Su tonalidad “negra” nos va a permitir crear esos contrastes que tanto nos interesan. Cuidado ya que al ser más blandos se rompen con mucha facilidad y también son más complicados de borrar, así que si deseáis conservar el blanco intacto os recomiendo proteger esa zona de antemano o no aplicar muchas capas. También es el más sucio de todos. En algunas marcas veréis que a partir del 6/7B dejan de tener esa tonalidad de grafito gris-negro y pasan a ser negros por completo, sí, siguen siendo grafito, aunque mucho cuidado porque en el papel si que se aprecian las diferencias, os recomiendo hacer experimentos en un folio a parte antes de aplicarlo a vuestra obra y que quizás luego no os guste el resultado.
 
El saber si son o no más fáciles de borrar os ayudara en el momento de escoger cual usáis, por ejemplo, si deseáis hacer un primer boceto que luego vais a querer borrar por porque habéis pasado el boceto a limpio con un marcador, os resultara más práctico usar un lápiz H o HB.
Como consejo personal os recomiendo que cuando hagáis vuestros dibujos a lápiz protegéis vuestra mano y vuestro dibujo con un papel de por medio, o con un guante cortado, ya que con al pasar o apoyar la mano en una zona que ya hayáis pintado es muy fácil que se escampe el grafito y os manche el dibujo.
Para que podáis poner en práctica todos estos aspectos podéis haceros una línea de evolución de los lápices en un papel que uséis mucho para que rápidamente veáis cual es el resultado que más os interesa.
 
¡Feliz semana a todos! ¡Ya queda menos para salir al exterior! ¡Animo y a dar tienda suelta a esa creatividad!