Nos encontramos en un punto en el las Redes Sociales y las distintas plataformas nos facilitan mucho el llegar a mucha gente con nuestro arte. Por desgracia, no todo tan sencillo. Para lograr que más gente se identifique con tu arte, es necesario definir un estilo. Hoy en Arts&You te contamos por qué necesitas una marca personal y cómo definirla.

¿Qué es una marca personal?

Si pensamos que una marca es simplemente un logotipo y unos colores bonitos, estamos bastante lejos de lo que significa realmente una marca personal.

Podríamos definir el concepto de marca como el conjunto de sensaciones y sentimientos que provoca una entidad o una persona en el resto de usuarios. Una marca es siempre el resultado de muchos factores, es la reputación que hemos ido creando, para nosotros o nuestra empresa, a base de diversas decisiones.

Todas esas decisiones, y esa reputación percibida hacen que los usuarios se sientan más o menos identificados con nuestra marca, y más o menos en sintonía con los valores y sensaciones que transmitimos.

Como definir tu marca personal

Nombre de tu marca

En primer lugar, deberemos escoger un nombre para nuestra marca personal. En muchos casos, los artistas deciden utilizar su propio nombre, pues éste tiene una fonética particular o no es muy común.

Por otro lado, existe la posibilidad de inventarse cualquier otro nombre que nos defina. Éste debería estar en consonancia con los valores que deseamos transmitir, aunque tampoco existe ninguna regla exacta a la hora de decidir un nombre artístico. Lo mejor es que nos sintamos a gusto con el pseudónimo que escogemos, pues cabe la posibilidad que hasta nuestro entorno más cercano se acabe refiriendo a nosotros con este nuevo nombre.

Escoge el mensaje que quieres transmitir con tu marca

Pese a que ponemos este punto en segundo lugar, es uno de los que hay que tener más en cuenta. Cuando decimos “escoger el mensaje” nos referimos a definir tus valores, el camino que quieres seguir. 

Hay muchas maneras de hacerlo, y lo que más te recomendamos es que actúes como lo harías en tu vida personal y no intentes transmitir algo que no sientes de verdad.

El transmitir un mensaje definido y tener unos valores claros, hará que muchas personas puedan sentirse identificadas contigo, por lo que crecerá su interés hacia tu marca personal y, por ende, hacia tus obras.

Define el tono con el que quieres comunicarte con tu audiencia

Una vez has definido lo que quieres transmitir a tu público, es hora de decidir cómo vas a transmitirlo. Estamos hablando del tono de comunicación que utilizarás para comunicarte habitualmente.  

Un tono desenfadado y coloquial puede verse más relacionado con un tipo de arte más urbano, mientras que un tono algo más serio puede encajar con un arte más clásico.

Lo más importante es marcar tu estilo propio, así que no tengas miedo en dejar que tu personalidad tome las riendas en este aspecto.

Apartado visual

Parece que el logotipo y los colores sean lo primero que tengamos que escoger, pero como ves, lo hemos dejado para el último punto. Es muy importante tener definido un nombre, un mensaje y un estilo antes de ponernos a diseñar nuestra identidad visual, pues toda esta información es clave a la hora de crear un logotipo o unos colores que estén en sintonía con lo que queremos transmitir.

Diseñar una identidad visual puede ser más complicado de lo que parece, pues incluye muchos puntos a tener en cuenta. Pese a que, obviamente somos personas creativas, no hay nada de malo en pedir ayuda a a alguien con conocimientos de diseño gráfico. para que nos guíe o nos haga el proyecto en base a lo que queremos transmitir. 

Tu cliente ideal

Cuando tenemos claros nuestros objetivos, nuestro apartado visual, lo que queremos transmitir, y cómo vamos a hacerlo, es hora de centrarnos en buscar a nuestro cliente ideal.

Este punto es muy importante, pues por mucho que nos gustaría llegar a todo el mundo y a todos los tipos de persona con nuestro arte, eso no es posible.

 Tenemos que tener claro que “Cuando intentas hablarle a todo el mundo, terminas por no hablarle a nadie”.

Dependiendo de toda la información que hemos ido generando sobre nuestra marca, y sobretodo, dependiendo de nuestro tipo de arte, deberemos buscar a las personas que más se puedan identificar con quién somos y con lo que hacemos.

Para acabar de ayudarte en este tema, puedes leer este artículo que publicamos hace un tiempo: A quién dirigir tus publicaciones en redes sociales.

¿Canales de promoción y comunicación? Por supuesto.

¿Qué canales son los más adecuados para tus objetivos?

Existen muchísimas plataformas en las que podemos subir nuestro arte, pero te recomendamos que no quieras usarlas todas al mismo tiempo. 

Cada plataforma o red social tiene unas características. Algunas de ellas te van a beneficiar más que otras, o simplemente en algunas te resultará más fácil encontrar a tu público objetivo. 

Si quieres más información acerca de las principales plataformas que puedes utilizar, te puede interesar este artículo: QUÉ REDES SOCIALES DEBES USAR PARA PUBLICAR TU ARTE

¿Qué canales puedes gestionar de manera simultánea?

Como te comentábamos en el punto anterior, es importante escoger bien las plataformas en las que vas a distribuir tu arte, no solo por sus características y por el público al que quieres llegar, si no por tu capacidad de gestionarlas.

Te recomendamos que empieces con un máximo de 3 redes sociales. De esta manera te asegurarás que el contenido que creas y publicas en cada una de ellas es un contenido de calidad y que está acorde con los valores que quieres transmitir a tus seguidores.

Es igual de malo pecar de no utilizar ninguna plataforma, que intentar abarcar todas las posibles y acabar abandonándolas o creando contenido pobre y de mala calidad.

Define tus propias estrategias

En este punto ya tienes todo lo que necesitas para empezar, y para evitar quedarte en un mar de dudas, tienes que definir lo que vas a hacer en un futuro inmediato. Estamos hablando de un plan de acción.

Empieza por tu calendario editorial

Un calendario editorial es un plan que determina las acciones que vas a tomar en base a los objetivos que te has propuesto. Normalmente se establecen acciones a corto, medio y largo plazo.

En el calendario editorial, incluiremos, por ejemplo, colaboraciones con otros artistas, asistencias a seminarios, ponencias, eventos, directos en nuestras redes sociales, y un largo etcétera de acciones que podemos realizar en base a lo que queramos conseguir.

Crea tu calendario para Redes Sociales

El calendario de redes sociales es algo totalmente distinto al calendario editorial. Mientras en el anterior definíamos las acciones que queremos tomar en un futuro para conseguir nuestros objetivos, en este calendario definiremos el contenido que publicaremos en nuestras redes sociales. 

Por supuesto que el contenido que subamos debe tener algún tipo de relación con lo que incluyamos en nuestro calendario editorial, como por ejemplo, si asistimos a un evento o realizamos una ponencia, es importante publicarlo.

El objetivo del calendario de redes sociales es lograr una constancia en cuanto a publicaciones se refiere y, al tenerlo todo planificado con antelación, no quedarnos sin ideas el mismo día que deberíamos publicar contenido.

Analiza qué puedes hacer para tener más relevancia

Por último, y una vez ya tienes todos los otros puntos resueltos, es hora de sentarse a repasar el trabajo que has realizado. Analiza tus puntos fuertes y todo en lo que necesitas mejorar e incluye nuevas acciones en tu calendario editorial. 

¿Qué puedes hacer para conseguir X?

¿Cómo puedes llegar a más gente?

¿Dónde puedes vender tu primer cuadro?

¿Cómo puedes conocer a más artistas?

¿Con quién deberías hacer tu primera colaboración?

¿Deberías exponer en una galería?

Hacerte preguntas de este tipo a menudo, te ayudará a no estancarte y a replantarte tus objetivos, algo que sin duda te hará avanzar mucho más rápido en tu carrera artística.

¡Cuéntanos!

¿Qué te ha parecido este post? ¿Añadirías algo? A nosotros nos encanta aprender y conocer tu punto de vista, así que te agradecemos mucho cualquier comentario que nos quieras dejar.

¡Síguenos en nuestra cuenta de Instagram para no perderte nada!