En este post seguimos hablando de las técnicas pictóricas. Como ya hicimos en el post anterior, en el que explicamos la técnica y la historia de la acuarela, en este caso hablamos sobre la pintura al óleo.

La técnica recibe el nombre del latín, oleum, que significa aceite, y consiste en mezclar diferentes pigmentos con aglutinantes a base de aceites, que normalmente provienen de origen vegetal. Esta modalidad resulta muy versátil y puede ser aplicada en una gran variedad de superficies, como la madera, la piedra o el metal, aunque sus usos más comunes los encontramos en la tabla y en el lienzo, siendo este último el más popular.

Conocida desde la Edad Media, el óleo se utilizaba sobretodo en madera. Su uso se empezó a popularizar en los siglos XIV y XV, donde empezaron a aplicar una imprimación sobre la madera, realizada con yeso y cola de origen animal, ya que les otorgaba una superficie lisa y menos porosa dónde trabajar. Una de las grandes ventajas de la pintura al óleo es su secado lento, que permite a los pintores realizar correcciones , variar la composición o los colores, mientras realizan su obra de manera lenta y deliberada, cualidades que no se encuentran en otras técnicas como la pintura al temple.

Los pintores de Flandes fueron los que empezaron a usar el óleo de manera habitual, aunque se le atribuye la invención, de manera errónea, al pintor Jan van Eyck.
Pese a que la composición del aceite era una receta única de cada pintor y, normalmente, la mantenían en secreto, muchos siguieron los consejos escritos en el libro Tratado del monje Teófilo, que se conoce del año 1100, donde se describe la técnica y en el cual se menciona la esencia de trementina, que usado como disolvente, permitía conseguir una pincelada más densa o más líquida.

En el siglo XVII los pintores eligieron el lienzo como soporte favorito, ya que permitía más versatilidad a la hora de pintar y transportar sus obras, y estas a la vez no se veían afectadas por factores como cambios térmicos, pequeñas grietas o insectos. Gracias a estas ventajas, y a las antes comentadas, pintores como Velázquez, Leonardo Da Vinci o Tiziano escogieron esta técnica. Estas personalidades eran conocidas por meditar mucho sus obras y corregirlas de manera constante. Leonardo Da Vinci experimentó con diferentes soportes, como su aplicación en muros, aunque no le dieron los resultados que esperaba, pudo llevar la técnica a nuevos niveles con la invención del sfumato, una técnica conseguida a base de sucesivas capas de pintura muy ligeras y que consiste en una degradación muy suave de los colores.

Como ya hemos mencionado unas líneas más arriba, el óleo sobre lienzo ha sido el formato más popular desde la época del Renacimiento hasta la actualidad, ya que la tela permite crear composiciones mucho más grandes y evita imperfecciones y grietas debidas a los cambios térmicos y en los niveles de humedad que sufre la madera. Si hablamos de los pigmentos, en la antigüedad se fabricaban con linaza, aunque hoy en día los encontramos comercializados en tubos, en los que podemos encontrar todos los colores que necesitamos para nuestra obra, teniendo siempre la posibilidad de mezclarlos para conseguir los tonos que deseamos.

Para comenzar con la técnica del óleo es necesario experimentar mucho, aunque siempre hay algunos consejos que nos pueden poner las cosas más fáciles:

  • El uso de capas nos permite cubrir una parte que habíamos pintado con anterioridad con otra capa de color.
  • Para pintar pieles blancas en personajes, es muy útil utilizar pigmentos blancos y anaranjados, pudiendo utilizar pigmentos más fríos para zonas con menos luz.
  • Intensificar el color diluyendo la pintura en varias escalas te servirá para dar forma a objetos y crear una sensación de volumen de manera sencilla.
  • Delimitar los contornos con pintura diluida del mismo tono que el objeto te ayudará a delimitar los bordes de los objetos.
  • De la misma manera que hemos comentado con las pieles blancas, puedes aplicar tonos fríos para representar sombras.

Si quieres comenzar a practicar esta técnica, o necesitas materiales para seguir experimentando y creando obras con esta singular forma de pintura, puedes encontrar todo lo que necesitas en nuestra página web.