!Hola artistas! ¿Os habéis fijado en cómo cambian las cosas a nuestro alrededor? La verdad es que nuestro entorno está en constante cambio, aunque la gran mayoría de veces no nos fijamos, ya que nosotros también formamos parte de esa alteración.

Esta semana me gustaría hablaros de la “transformación”. ¿Sabéis que es un hecho crucial para la creatividad? !Ahora os lo explico mejor!

Cuando hablamos de la palabra “transformación” lo más probable es que en la mente nos aparezcan imágenes relacionadas con objetos que sufren algún tipo de cambio, ya sea porque los manipulamos nosotros o bien por la propia naturaleza de éstos.

Aun así, si aplicamos esta palabra dentro del contexto del arte bidimensional (ya sabéis, aquél que sólo consta de dos dimensiones: la altura y el ancho, como un papel), con el simple hecho de coger una hoja en blanco y tintarla o bien hacer un boceto encima, ya estamos transformando ese objeto original y le estamos dando una “nueva” forma. Pero también es cierto que, si el papel lo manipulamos como por ejemplo rompiéndolo o haciéndolo una pelota, ese cambio hace que la bidimensionalidad desaparezca ya que aparece la profundidad. Este hecho hace que el objeto que antes sólo tenía altura y ancho, ahora se convierta un objeto tridimensional (que tiene altura, ancho y profundidad).

Pues bien, como os he dicho antes, la transformación tiene un papel muy importante en el desarrollo de la creatividad y me gustaría proponeros un ejercicio que se llama “metamorfosis”.

METAMORFOSIS

Este ejercicio fue creado por el profesor Michael Roukes, quién entendía que la metamorfosis era el hecho de representar imágenes o formas en estados progresivos de cambio. De esta manera, el autor propone que se escoja un elemento en concreto, bien sea un animal u objeto, para ir “deshaciéndolo” o bien, transformándolo para pasar de una forma compleja a un elemento simple como vienen a ser las formas geométricas.

Imagen extraída de: Roukes, N. (1982). Art synectics: Stimulating creativity in art. Worcester, MA: Davis Publications

Este tipo de ejercicio lo que consigue es que se movilice el pensamiento creativo a partir del trabajo del hemisferio izquierdo de nuestro cerebro. El autor mencionado anteriormente, explica que hay diversos elementos a tener en cuenta para la movilización del pensamiento creativo.

En primer lugar, explica que para fomentar la creatividad hay que entrenar nuestra parte izquierda del cerebro y realizar prácticas que la estimulen, ya que esta parte se considera “la casa” de la creatividad. También se recomienda que nos abramos a nuevos estímulos, nuevos retos y nuevas actitudes. El hecho de encontrarnos en nuevas situaciones hace que nuestras respuestas ante estos estímulos fuercen la creatividad. Y también es importante mantener una actitud de diversión ante la experimentación. ¿Qué puede pasar si utilizo el papel de diario como pincel? ¿Qué resultado obtendré si pego dos tipos de papel distintos y los pinto con acuarela por encima?

Este tipo de preguntas son las que tenemos que plantearnos para que nuestra creatividad se desate y empiece a generar respuestas de lo más curiosas y divertidas.

Para desarrollar la creatividad es esencial que no nos pongamos límites ni pautas, ya que el hecho de delimitar nuestras creaciones o de ser víctimas del perfeccionismo, hace que la faceta más libre de la creatividad se vea limitada. De esta manera, tenemos que ser capaces de dar rienda suelta a la fantasía y a la imaginación sin condiciones. Es decir, tenemos que ser capaces de ponernos en situación de realidades que no existen, que sean contradictorias y que no se basen en unas estrictas normas que no se puedan modificar. En el mundo creativo del arte, ¡todo vale!

Como artistas es esencial que la creatividad no se restrinja, ya que autores como Tatarkiewicz (1987) nos explican que ésta es una forma más de manifestación de la individualidad y de la singularidad de cada persona. Pero también añade que no sólo beneficia al creador sino también a su entorno. De este modo, podemos decir que la creatividad, además de ser una habilidad de carácter cognitiva e individual que se expresa y se exterioriza por beneficio propio, también sirve para aquellos que la observan. Tanto puede ser porque gozan visualmente de lo que ven, como también por el aprendizaje que obtienen al respecto.

¡Hasta aquí el blog de esta semana!

Espero y sugiero que probéis a practicar la metamorfosis de cualquier objeto o animal que tengáis a mano, o bien que transforméis diferentes materiales sin tener un objetivo muy pautado en mente y sobre todo, ¡dejad que la creatividad fluya por vuestras manos!

@Claudia.tattoo