Todas y todos hemos tenido alguna vez, en mayor o menor medida, esa sensación de que nuestra creatividad y nuestra inspiración quedaban anuladas. Éste fenómeno lo conocemos como el bloqueo creativo y, pese a ser totalmente normal, no deja de ser molesto y frustrante a partes iguales.

Como artistas, nos vemos en la obligación de ayudarnos unos a otros, y es por eso que en el post de hoy te contamos qué es exactamente el bloqueo creativo y cómo puedes hacerle frente.

¿Qué es el bloqueo creativo?

Como siempre, empecemos por el principio, y es que para poder superar algo, primero debemos saber a qué nos estamos enfrentando. Conocemos cómo bloqueo creativo a la falta de estímulos que nos permite pensar de una manera divergente, lo que provoca la imposibilidad de generar nuevas ideas.

 Es importante que no confundamos un bloqueo creativo con el agotamiento psicológico o la fatiga mental, pues son fenómenos distintos, causados normalmente por trabajo excesivo y estrés.

El tiempo es tu mejor aliado

Igual este es el consejo que más se repite, y que a la vez parece menos fundado, pero nada más lejos de la realidad. Tomarnos todo el tiempo que necesitemos para superar este bloqueo nos permitirá aliviar las presiones que nos imponemos, lo que resultará de gran ayuda a la hora de volver a generar ideas originales.

 El auto-imponernos presiones y fechas límite provocará que nos frustremos cada vez más, viendo que se acerca la fecha establecida y no hemos avanzado lo suficiente.

La inspiración y la creatividad no entienden de fechas límite, y normalmente funcionamos mejor cuando no estamos bajo altas presiones, por lo que ponernos este tipo de barreras no nos ayudará en absoluto.

Sé consciente

Sé consciente. Parece algo lógico ¿verdad?, pero lo cierto es que es muy habitual que al estar inmersos dentro de una rutina, conectemos el piloto automático y nos dejemos llevar. Los días empiezan a ser cada vez más similares entre sí, hacemos las cosas por inercia, sin pensar en lo que realmente estamos llevando a cabo.

Esta situación también puede trasladarse al mundo del arte y, sin darnos cuenta, estamos creando de manera automática, sin dar todo nuestro potencial.

Cuando estamos en medio de un bloqueo creativo, algo que puede ayudarnos mucho es parar un momento y reflexionar sobre lo que estamos haciendo, lo que hemos hecho hasta ahora y lo que queremos conseguir a corto, medio y largo plazo.

Este consejo puede llevarte por dos caminos. Puede servirte para pararte y reflexionar, por lo que puede volver a encaminarte hacia tus objetivos, o puede que te ayude a ser más consciente de tu alrededor, a tener la mente más despierta.

Cuando conectamos el modo automático, nos perdemos muchos de los estímulos que están en nuestro alrededor, por lo que frenar y pararnos a observar todo lo que nos rodea, puede servirnos de inspiración.

Elimina cualquier distracción digital

Desde hace unos años, la mayoría de personas consumimos contenido sin parar, y muchas veces, sin ser del todo conscientes. Pese a que podamos llegar a pensar que es beneficioso para nuestra inspiración, ya que vemos lo que hacen los demás, como lo hacen, en qué se inspiran, etc, a veces tanta información vacía puede resultar en un colapso que nos provoque un bloqueo creativo.

Sabemos de buena tinta que es de gran ayuda hacer un parón, eliminar todas las aplicaciones de Redes Sociales y demás que tengamos en nuestro teléfono durante unos días y obligarnos a hacer cosas que hasta ahora no hacíamos.

Esas 2 horas que invertimos al día en Redes Sociales, podemos sustituirlas por una sesión de lectura, una lluvia de ideas, o simplemente dibujar sobre un papel en blanco con la mente totalmente vacía, lo que puede llegar a dar resultados sorprendentes.

Las Redes Sociales son herramientas muy poderosas que nos ayudan a conseguir nuestros objetivos, pero las tenemos que percibir como eso, canales y herramientas que nos facilitan la comunicación. Si estamos siguiendo una estrategia en este tipo de plataformas, podemos seguir ejecutándola desde un ordenador, dejando así el teléfono móvil, que es lo que tenemos más a mano, libre de toda distracción.

Da un paseo o haz una escapada

Este consejo funciona mucho mejor si lo combinamos con el anterior, y es que si eliminamos cualquier distracción y nos vamos a pasar un fin de semana fuera de nuestra residencia habitual, conseguimos una especie de retiro que nos puede ayudar enormemente a recargar energías, conseguir otros puntos de vista y alcanzar esa inspiración que habíamos perdido.

No es necesario que en nuestra maleta pongamos únicamente las herramientas que utilizamos para trabajar en nuestro día a día, ni siquiera necesitamos obligarnos a crear algo durante la escapada, porque el simple hecho de salir de nuestra rutina y no tener ningún tipo de distracción digital, suele funcionar.

Experimenta

Cuando todo falla, puedes obligarte un poco a crear algo para tu satisfacción personal, pero en ese caso, eliminar cualquier barrera que tenías hasta ahora puede que sea una buena idea.

Si eres un artista con un estilo clásico, intenta dibujar algo contemporáneo. Si te mueves en el arte digital, intenta volver al papel y lápiz.

El hecho de salir de tu zona de confort puede obligarte a pensar de otra manera para adaptarte a la nueva situación, lo que puede traerte resultados muy gratos.

Es mejor prevenir

Ya lo dicen las abuelas, prevenir es mejor que curar. Y cuánta razón tienen. El bloqueo creativo puede venir causado por factores como:

El perfeccionismo

Esa manía, habitualmente confundida por una virtud, que nos obliga a posponer el final de una obra hasta que esté perfecta. A veces, esa perfección nunca llega, por lo que acabamos viendo esa obra con malos ojos, llegando al punto de descartarla porque no es lo suficientemente buena.

Un dicho muy cierto es: “Done is Better than Perfect”, que nos viene a decir que cualquier cosa hecha y acabada, es mejor que esa algo perfecto que nunca acaba de llegar.

El miedo al fracaso

El miedo al fracaso es algo muy común en el ser humano. Como sociedad, tememos al rechazo y a la mediocridad, y aunque no tengamos grandes aspiraciones ni sueños imposibles, a menudo vivimos con ese miedo de no gustar.

Para superarlo, solo necesitamos valentía para sacar adelante nuestro arte, sea lo que sea lo que piensen los demás. Desde Arts&You, te podemos asegurar que, si haces lo que haces con pasión, acabarás gustando a la comunidad y al público general.

El miedo al éxito

Un fenómeno mucho menos documentado, pero igualmente común. El miedo al éxito es algo con lo que muchas personas conviven sin ni siquiera saberlo. El no dar un paso por el qué pasará, por si habrá cambios o si no podré seguir haciendo lo que me gusta es algo que pone unas barreras muy altas a la creatividad. A menudo no se hace de manera consciente, pues suele verse reflejado en procrastinación, pero es algo que tarde o temprano todos deberíamos plantearnos.

¿Has experimentado algún bloqueo?

En Arts&You estaremos encantados de ayudarte en cualquier aspecto que podamos, por lo que si estás experimentando algún bloqueo creativo o falta de ideas, algo muy común con los tiempos que corren, puedes dejarnos tus dudas en los comentarios.