La gran ola de Kanagawa se ha convertido en un gran símbolo del arte japonés. El nombre original de la obra, en japonés es Kanagawa oki nami ura (神奈川沖浪裏), que significa literalmente <<La gran ola de Kanagawa>>. 

Pese a que el nombre original de la obra es el que acabamos de mencionar, la pintura se conoce popularmente como “La ola de Hokusai”, en honor al autor de la misma.

Para determinar el por qué de la fama de esta obra, creemos que primero debemos analizar su composición, pues nos revela mucha información que, a primera vista, quizás pasamos por alto.

Composición de la obra

Si analizamos la obra de Hokusai, podemos obtener muchas conclusiones.

En primer lugar, debemos ver los colores que utiliza el autor. La combinación de azul, amarillo y blanco dan mucha personalidad a esta obra de arte, aunque cabe destacar que, durante los siglos XVII, XVIII y XIX este tipo de pinturas eran únicamente grabados populares, y no tenían la gran consideración que tienen hoy en día.

Si nos ponemos a observar esta obra de arte japonés, podemos llegar a visualizar que está compuesta por tres triángulos. El mas pequeño de todos, al fondo del paisaje, representa el Monte Fuji. Siguiendo por orden de tamaño, nos encontramos la ola más pequeña, y por último la gran ola de Kanagawa.

Esta composición tan bien escogida es la que da equilibrio a la obra. 

Si seguimos observando, podemos distinguir 3 barcas de la época, cada una con su tripulación, y por la representación de las escena, parece que la pintura de Hokusai quiere representar una tragedia. 

Se han hecho comparaciones con las barcas de la época, y se ha determinado que la ola debe de tener unos 8 metros de altura.

Por último, y adentrándonos en la conceptualización de la obra, podemos llegar a distinguir la forma del YING-YANG, tan famosa en la sociedad japonesa.

¿Cómo se hizo la obra?

Como hemos comentado unas líneas más arriba, este tipo de obras eran grabados populares, que se reproducían de una manea bastante peculiar.

En primer lugar, el artista, Hokusai, tenía que realizar el dibujo en un papel. Seguidamente, este papel se pegaba en una plancha de madera, para calcar el dibujo en este soporte. Una vez tenemos el dibujo en la madera, un maestro se encargaba de tallar dicha madera con las formas del dibujo para posteriormente entintarla.

Cuenta la leyenda que para esta obra hicieron falta hasta cuatro planchas de madera, pues si nos fijamos, aún que sea una imagen totalmente plana, las olas, las barcas y el monte Fuji en el fondo otorgan una gran profundidad.

Una de las cosas más curiosas de esta técnica es que, dado que el se tenía que hacer un transfer a las planchas de madera, el autor tuvo que dibujar la escena al revés.

Influencias posteriores

Esta obra del autor japonés se tornó tan famosa que influyó enormemente en pintores impresionistas que son mundialmente famosos hoy en día. De hecho, podemos decir que muchas de las obras que conocemos de estos artistas tienen alguna influencia del estilo de Hokusai.

¿Te gustaría saber cuáles son estos artistas y sus obras? Dínoslo en comentarios.

Únete al Club Arts&You

Y recibe un 20% de descuento

En el club Arts&You tendrás muchas ventajas:

- Descuentos exclusivos en Material de Bellas Artes.

- Contenido de interés, tips y tutoriales.

- Descuentos en el mundo de las Bellas Artes.

- Promocionamos a los Artistas en nuestra comunidad.

Felicidades! Ya Perteneces al Club. En breves recibirás un correo de confirmación con tu descuento

Abrir chat
1
Hola Artista 👩‍🎨 ¿Te puedo ayudar?
Hola Artista 👩‍🎨 ¿En qué puedo ayudarte?