¡Hola Artistas! ¿Cómo lleváis ese sketchbook? Para los que sois nuevos en el Club de Artistas no os perdáis el anterior Blog sobre el Sketchbook.
Esta semana os vengo a hablar de los blancos en nuestras obras. Veremos para qué utilizamos el blanco, cómo lo aplicamos, os contaré algunas técnicas y materiales y también os plantearé algunos ejercicios prácticos que podéis practicar en casa. ¡Espero que os guste!

¿PARA QUÉ USAMOS EL BLANCO?

¡Como bien sabréis, el blanco es uno de los colores más utilizados, principalmente lo usamos para crear mezclas con otros colores y así darles otra tonalidad pero, seguro que ya deducís que no solo lo usamos para eso! A lo largo de la creación de vuestras obras vais a poder ver que aparece en muchas más ocasiones.  Sin ir más lejos, seguramente ya en la elección de vuestro lienzo o papel os decantáis por uno de color blanco, ¿es importante este detalle?, pues la verdad es que sí!, en el proceso de creación de vuestras obras os va a interesar crear contraste entre los diferentes colores que vayáis a utilizar y en estos colores debéis incluir el blanco y el negro, entonces, para poder crear esa sensación de contrastes lo más seguro es que os resulte mucho más complicado si vuestro fondo es de color blanco es por eso que yo siempre os recomiendo la elección de un color crudo.

PARA LOS CONTRASTES

Seguramente muchos de vosotros ahora estaréis pensando, fácil! Donde hay luz es donde debo poner el blanco!, pues lamento deciros que se trata de una verdad a medias. ¿Debemos tener en cuenta que la pintura blanca como materia en sí no nos ilumina, no es una bombilla encendida cierto? Entonces, el crear esa sensación de contraste está en nuestras manos y no en aplicar blanco a bocajarro en cada punto de luz que queramos dar.
El contraste claroscuro se puede dar de una forma mucho más natural si mezclamos el blanco con ligeros toques de otro color, adaptándonos así a la luz real que queremos representar y que esta seguramente se decante hacia una tonalidad u otra como podéis ver en el ejemplo de la imagen. Es por ese motivo que en la creación de vuestras obras la luz se verá mejor representada y realmente dará esa sensación si ponéis en práctica el mezclar el blanco puro con ese color hacia el que se decanta.

COMO ÚNICO COLOR

No nos vayamos a olvidar que el blanco también puede aportarnos grandes cosas si lo usamos como un color más y no únicamente para mezclar o para dar luz. Tenéis muchos más productos a parte de la pintura que pueden aportaros grandes cosas y que yo os animo a que probéis y experimentéis con los resultados para ver qué os pueden aportar. Para estos materiales os propongo que los pongáis en practica sobre fondos oscuros o de colores. Aquí os dejo un enlace a un bloc de dibujo negro que os puede ir de maravilla. Algunos de los materiales que os planteo poner en práctica son:
TIZAS, PASTELES O CRETAS: las tizas o las cretas os aportaran texturas muy parecidas al carboncillo, lo cual os va a permitir dar juego con las sombras y difuminados, podéis probar con un fondo marrón oscuro o negro por ejemplo y hacer un retrato de un busto para que practiquéis las sombras en las diferentes zonas de la cara, al ser el busto blanco en la vida real, el practicarlo con tizas sobre un fondo oscuro va a resultaros más fácil.
MARCADORES Y TIPPEX: en el caso de los marcadores estamos acostumbrados a utilizarlos en negro y solo para aplicar detalles, pero los blancos también pintan artistas! Probarlos sin miedo, seguro que os sorprende la cantidad de ideas que os surgen. Y en el caso del tippex veréis que una cosa interesante que os va a aportar es ese pequeño relieve que deja. Para el tippex os propongo que hagáis ejercicios de bocetear o de garabatear.

EL BLANCO SOBRE BLANCO

Que pasa cuando decidimos que nuestro fondo sea blanco y queremos resaltar un blanco absoluto en algún punto. Aquí empezará la ardua tarea del contraste, entendiendo primero que existen muchos blancos y no uno solo (véase la explicación de los contrastes). También dependerá de la técnica que hayáis decidido usar. Algunas prácticas que yo os planteo para son:
GUARDAR EL BLANCO DEL PAPEL: con esto me refiero a cubrir las zonas que queráis resaltar antes de aplicar ninguna técnica, como por ejemplo poniendo cinta de pintor en esas zonas, la cinta de pintor también os puede servir para fijar unos márgenes para vuestra obra, una vez pintado retiramos la cinta y habremos conseguido   para los amantes de la acuarela podéis utilizar una máscara líquida esta sirve también para cualquier otra técnica  recordar que en el arte no hay normas.
BORRAR: para los amantes del grafito os recomiendo que directamente intentéis evitar dibujar sobre las zonas a resaltar, aun así para los detalles pequeños podéis ayudaros de una goma. En este apartado voy a extenderme un poco ya que son muchas las maneras de usar la goma. Disponéis de muchas clases de gomas, para los más limpios y ordenados podéis buscar diferentes tamaños de gomas para que se adapten mejor a las zonas, por ejemplo podéis usar una goma común para las zonas más grandes y un portagomas de unos 3mm para los detalles más minuciosos, y para los que tengan menos manías os recomiendo una goma que es más alargada y casarla con un cúter o un bisturí, ir cortando la goma a medida que la necesitéis con la forma y tamaño que más se adapte a la zona a resaltar.
Hasta aquí el blog de esta semana, os animo o poner en práctica todos estos ejercicios y a que nos compartáis vuestras obras y experimentos con él hashtag #Clubartsandyou, también os animo a compartir con nosotros vuestras dudas.