¡Hola Artistas! Me llamo Clàudia y soy la nueva bloguera de Arts & You, en este blog os hablaré sobre técnicas y cómo aplicarlas, sobre materiales y consejos para usarlos, y en algunos posts también hablaremos sobre historia del arte y curiosidades, espero que os guste y que os anime a despertar esa creatividad que todos llevamos dentro. 

¿Qué es el Sketchbook?

Popularmente lo entendemos como un cuaderno de bocetos, aunque si sois artistas atrevidos y queréis soltaros un poco descubriréis que podéis usarlo para tooodo lo que queráis. En él podéis dibujar, pintar, escribir, cortar, pegar, romper, ¡y todo aquello que se os ocurra! ¡El Sketchbook no tiene ni normas ni fronteras! ¿Te atreves?

¿Cómo se usa un Sketchbook?

La idea de empezar a crear vuestro Sketchbook es que tengáis una primera toma de contacto con vuestras ideas, el cuaderno os permitirá que empecéis a perder el miedo a plasmar vuestras «pequeñas» ideas que, en un futuro pueden dar fruto a grandes obras artísticas. ¡Suéltate y apuntalo absolutamente todo! Lo que hoy os puede parecer una idea mediocre, mañana puede resultaros muy interesante y el día que tengáis la inspiración por los suelos seguramente os lo resulte todavía más.

 

Seguramente al principio os resulte un poco intimidante; las primeras páginas pueden convertirse en verdaderos desastres artísticos que ni el mismísimo Jakson Pollok le encontraría un sentido, pero, ¡no os asustéis!, nadie ha dicho que vaya a resultar fácil, pero si algo es seguro es que no tiene porque ser «bonito», recuerda que el Sketchbook es para que os hagáis un resumen de lo que os gustaría que llegasen a convertirse vuestras ideas y, poco a poco, conseguiréis  soltaros y plasmarlo todo con más detalle. ¡Olvídate de las normas, no tienes ni porque empezar por la primera página!

Y ahora que ya os tengo más animados…

¿Por dónde empezamos? Aquí algunos consejos…

Lo primero que necesitáis claramente es… ¡UN CUADERNO!
En el mercado existen infinidades de cuadernos, grandes y pequeños, con pocas hojas y con muchas, con espiral y sin, de tapa dura y blanda… entonces, ¿cuál es el más ardiente para ti?, en realidad no existe una norma específica al elegirlo, aunque sí que los hay más prácticos o menos. Algunos de los tips que os planteo yo son:
  • Sobre el tamaño: no lo escojáis ni demasiado grande ni demasiado pequeño, recordad que una de sus funciones es que sea transportable con facilidad y práctico, entonces un tamaño entre un A5 y un A4 sería lo ideal. Disponéis de distintos formatos también, aunque eso ya queda a vuestra elección.
  • Sobre el tipo de papel: recomiendo que no sea un papel blanco, si éste es de colores crudos mejor, os permitirá poder añadir el blanco y que resalte.
Para los que utilizáis técnicas al agua mejor escoger un papel de un gramaje alto, no inferior a 150gr, es más resistente y tolera mejor estas técnicas.
¡Atención! Si utilizáis técnicas al agua os recomiendo incluir en vuestro Sketchbook un cartoncito éste protegerá las demás páginas de la humedad.
Por ejemplo el Bloc Esbozos Studio A4 Canson 90gm 100hj sería una buena opción ya que a los que os animéis por primera vez tiene un tamaño standard y su gramaje se adapta a cualquier técnica. Y el Cuaderno Cosido Canson One Art Book A5 sería una buena opción por su tamaño y gramaje si tenéis claro que no utilizaréis técnicas al agua.

¡Por último, os propongo algunos materiales para complementar vuestro Sketchbook!

Una vez tengáis vuestro Sketchbook ya solo os quedará prepararos… ¡UN ESTUCHE!, con los materiales básicos para llevaros a todas partes.
El estuche, al igual que el cuaderno, debe ser transportable así que seleccionad bien los materiales, ¡no os emocionéis!, ¡que sea práctico y cómodo de llevar! Algunos de los que yo os recomiendo son:
  • Lápices: con tres que escojáis de durezas distintas (por ejemplo un 2B, un 4B y un 8B) sería suficiente y éstos los podéis combinar con un portaminas para los detalles más pequeños. Para los esbozos también os animo a probar con un lápiz de color rojo y otro azul, con el primero realizáis un primer esbozo rápido y con el segundo le dais forma y añadís detalles. Podéis también llevar algún lápiz de carboncillo o sanguinas si la técnica os atrae.
Algunas de mis recomendaciones:
  • Gomas: para seleccionar el tipo de goma que sea a gusto del consumidor, aunque resultan más prácticas las gomas pequeñas o incluso un portagomas.
Algunas de mis recomendaciones:
  • Bolígrafos y marcadores: disponéis de infinidad de variedades, tanto los básicos BIC, como los Rotrings, si probáis con algunos veréis que podéis hacer grandes cosas y sin necesidad de goma que lo borre, los fallos están permitidos, incluso es posible que de un fallo saquéis nuevas ideas.
Algunas de mis recomendaciones:
  • Colores: tanto si utilizáis técnicas secas como técnicas al agua, ¡controlaros!, con seis o ocho colores tenéis más que suficiente.
Te recomiendo los lápices de colores de Cretacolor, son realmente geniales, aquí te dejo dos tipos, Los Lápices Acuarelables Aqua Monolith y Los Lápices Pastel, que funciona super super bien
Con éstos ya tendríais materiales suficientes, con el tiempo iréis descubriendo cuáles se adaptan mejor a vuestras necesidades e iréis haciendo cambios y mejoras.
¡Una vez tengáis vuestro sketchbook y vuestro estuche solo os falta dar rienda suelta al artista que lleváis dentro!
¡Animaros a probarlo y compartir vuestras experiencias o dudas con nosotros!
Espero que os haya gustado,
¡Nos vemos en el próximo blog!