Cómo Dibujar con Pintura al Óleo paso a paso (2ª Parte)

May 9, 2022 | Formación

¡Hola de nuevo Artistas! Ahora que ya tenéis preparados todos vuestros materiales para pintar con pintura al óleo, vamos a ponernos manos a la obra.

Recordad que estamos aprendiendo juntos el dibujo al óleo en una serie de sencillas entradas con explicaciones detalladas para que puedas cumplir tu sueño de pintar, ya sean bodegones al óleo, cuadros al óleo de paisajes naturaleza, pinturas al óleo de la figura humana, incluso óleos fáciles para principiantes. Por si te has unido ahora, aquí te dejo un enlace a la entrada de introducción de este paso a paso en la que te detallamos todos los materiales que vas a necesitar para el dibujo al óleo.

Pintura óleo amarillo naranja rojo violeta azul verde

Los Colores para Óleos

Las gamas de los colores al óleo son realmente amplias, pero para empezar a pintar no es necesario que adquieras de entrada una gran cantidad de colores, sino aquellos más necesarios y a los que les podrás sacar mejor partido. Para ello, vamos a darte una serie de consejos útiles.

  • El blanco. Gastarás mucha cantidad de color blanco, más que cualquier otro color, pues lo usarás siempre para aclarar tus mezclas. Por ello, te recomendamos que te hagas con un tubo mayor, de 60ml o 200ml, para que te salga más a cuenta. El que más recomendamos es el Blanco Titanio, por su baja toxicidad y su velocidad media de secado.
  • Los amarillos. Dentro del grupo de los amarillos, te aconsejamos que dispongas de los siguientes: Amarillo Cadmio Limón, Amarillo Cadmio Medio y Ocre Amarillo. Con estos tendrás más que suficiente para empezar.
  • Los rojos. Al igual que es conveniente contar con un buen amarillo, lo mismo sucede con los rojos, pues ello nos asegura mezclas más limpias y luminosas. Los más óptimos serían el Rojo de Cadmio y el Carmín de Garanza Oscuro.
  • Los tierra. Estos son colores que usarás con frecuencia. A esta gama pertenecen el Ocre Tierra Amarillo, el Tierra de Siena Tostada y el Tierra de Sombra Tostada.
  • Los azules. El Azul Cyan es el azul primario por excelencia. A partir de él mezclándolo con otros puedes obtener una gran cantidad de colores diferentes. Necesitarás también un azul más oscuro, como el Azul Ultramar Oscuro.
  • Los verdes. Indispensable es el Verde Esmeralda y también el Verde Claro. Con ellos abordaremos cualquier tema de paisaje con vegetación.
  • El negro. No es muy recomendable usarlo en las mezclas, oscurece muchísimo. Podemos obtener colores muy oscuros con la mezcla de otros colores sin la necesidad de negro. Por ello, lo reservaremos únicamente para efectuar pinceladas directas.

Colores para pintura óleo

Cómo distribuir los colores al óleo sobre la paleta

Como ya sabemos, debemos distribuir los colores sobre la paleta de madera, pues será allí donde efectuaremos las mezclas entre ellos. Por ello, es muy recomendable que sigamos un determinado orden que nos facilitará mucho la labor.

Debemos colocar pequeñas porciones de los colores que vamos a usar alrededor de la paleta, dejando el máximo de espacio libre en el centro de la misma para poder realizar las mezclas.

Un orden óptimo sería por ejemplo, de izquierda a derecha, en una paleta rectangular: blanco, amarillo limón, amarillo medio, rojo, carmín, ocre amarillo, tierra de siena, tierra de sobra, azul cyan, azul ultramar, verde claro y verde esmeralda.

Otra práctica opción sería colocar en la parte superior de la paleta los colores calientes (amarillos, rojos y tierras) y verticalmente los colores fríos (azules y verdes).

Creemos que cada artista optará por ordenar los colores de la forma que le resulte más cómoda para su trabajo, la cuestión es que los tenga siempre bien localizados y que siempre acostumbre a utilizar la misma colocación.

Como Pintar con óleos

Las pinceladas con pintura al óleo

Como ya te explicamos en nuestra entrada Guía básica de pinceles para pintura artística hay diferentes tipos de pinceles según la forma de su mechón (plano, redondo, lengua de gato, biselado, etc) que a su vez pueden tener diferentes medidas de grosor y que determinarán el tipo de trazo o pincelada que vamos a realizar.

Todo y ello, a parte del grosor del pincel, lo que acabará influyendo en que nuestro trazo sea más o menos grueso será la presión que ejerzamos sobre el mechón encima de la tela. Al iniciarnos en la pintura debemos familiarizarnos con el pincel hasta conseguir que nuestra muñeca no esté rígida, que deje fluir.

Te recomiendo iniciarte con un pincel plano, cogiéndolo tal y como sujetarías un lápiz, por el mango; el dedo índice dirigirá el pincel presionando sobre la virola y surgirán las primeras pinceladas. Puedes hacerlas en la dirección que quieras sobre la tela, hacia abajo, hacia arriba, hacia los lados, circulares, combinados… Practica tanto como puedas y verás que enseguida adquieres la facilidad para dominar el pincel y te sorprenderán los resultados.

Aplicación de la pintura al óleo

 En nuestra entrada de introducción a la pintura al óleo ya te hablamos de los diluyentes de la pintura al óleo. Todo y que la pintura puede ser aplicada directamente tal como sale del tubo, lo más conveniente es diluirla, añadiéndole aceite de linaza o esencia de trementina rectificada.

Así, las primeras manchas de pintura que aplicaremos a nuestro lienzo serán con la pintura rebajada o diluida. Ello se recomienda por 3 razones:

  • Porque habitualmente la obra se trabajará en diferentes sesiones y la pintura al óleo se seca por oxidación al aire libre. Ello significa que cuando en una segunda sesión procedamos a aplicar otra capa de pintura sobre la ya efectuada ésta debe estar totalmente seca para evitar futuros cuarteados(deberán trascurrir entre 24 y 48 horas), y si la hemos aplicado diluida su secado habrá sido más óptimo y se igualarán las velocidades de secado de las diferentes capas.
  • Por otra parte, ello hará que puedas aplicar la segunda capa sobre la primera sin que se mezclen ambas.
  • Con la pintura diluida el pincel se desliza mejor sobre la tela virgen, al contrario de lo que sucede con la pintura sin diluir.

Así, podremos pintar con total libertad sobre una pintura al óleo seca, ya sea para efectuar correcciones o bien para tapar manchas secas que están debajo. Podemos aplicar incluso la pintura con más grosor para tapar incluso la textura de la pintura seca.

Utilizaremos la espátula para aplicar la pintura densa sobre la tela y depositarla dejando toda su superficie muy plana. Pondremos el canto de la cuchilla plano sobre la tela y arrastraremos la pintura hasta extenderla por completo. Podemos trabajar una capa gruesa de pintura húmeda y crear todo tipo de relieves con la punta de la cuchilla y los cantos.

Os recomiendo que llegados a este punto empecéis a familiarizaros con los materiales, sobre todo con las diferentes texturas de la pintura al óleo y los diferentes trazos en que puede ser aplicada sobre la tela. Una opción económica para empezar a hacer pruebas sobre tela sin necesidad de utilizar lienzos, cuyo precio resulta más elevado, son la tablillas enteladas, que no son más que eso, unas tablillas forradas de tela de algodón ideales para óleo y acrílico excelentes por su versatilidad.

Y eso es todo por hoy. Os esperamos en la próxima entrada para hablaros de las mezclas de colores y mucho más! Hasta muy pronto Artista!

Conoces la tienda de Material de Bellas Artes Arts & You?

Únete al Club Arts & You

Únete al club de Artistas Arts & You y beneficiate de grandes ventajas! Obtén descuentos para tus compras en Material de Bellas Artes, recibe contenido, consejos, tips y tutoriales… y mucho más! Es totalmente GRATIS

Síguenos en Insta

Únete al Club Arts & You

Únete al club de Artistas Arts & You y beneficiate de grandes ventajas! Obtén descuentos para tus compras en Material de Bellas Artes, recibe contenido, consejos, tips y tutoriales… y mucho más! Es totalmente GRATIS

0 comentarios

Enviar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Abrir chat
1
Hola Artista 👩‍🎨 ¿Te puedo ayudar?
Hola Artista 👩‍🎨 ¿En qué puedo ayudarte?